Desde la AFA y la Superliga abrieron además la posibilidad de rescindir el contrato con el gobierno nacional por la televisación y llamar a licitación entre privados. De prosperar esta posibilidad el fútbol dejará de ser gratuito y habrá que volver a pagar para poder verlo por televisión.
Una nueva vuelta atrás en la AFA. Aunque paerecía que todo estaba listo para que el próximo mes debutara la Superliga, una gran cantidad de dirigentes rechazaron la redacción del estatuto de creación del nuevo torneo por "distintas inconsistencias". Así vuelva a frenarse la creación de la Superliga.

Asimismo, los dirigentes de AFA y la Superliga anunciaron este lunes que a partir de diciembre próximo planean rescindir el contrato con el Gobierno nacional por el programa "Fútbol para Todos" y llamar a licitación para obtener "un número superador" para los clubes.

"Proponemos que el fútbol tiene otro valor y el Estado dice que no puede pagar lo que está pagando. Creemos que la licitación (a partir de octubre) nos dará un número superador", explicó el presidente de Racing, Víctor Blanco, luego de la reunión celebrada en la sede porteña de AFA.

En ese sentido, Blanco explicó que el Gobierno nacional pagaría 1.250 millones de pesos por los próximos seis meses, aunque buscarán conseguir 1.500 millones.

Por su parte, el presidente de Estudiantes de La Plata, Juan Sebastián Verón, dejó abierta la posibilidad para que el fútbol deje de ser gratuito por decisión de los dirigentes de la Superliga, lo que evitaría que el Gobierno sea quien acarree el castigo social por esa decisión.

"Hay que analizar si el fútbol en algún momento fue gratis", lanzó Verón, en declaraciones a la prensa en la puerta de la AFA.