La panelista transita su cuarto mes de embarazo y deberá descansar por un tiempo por orden de su médico de cabecera.


Amalia Granata, que transita su cuarto mes de embarazo, fruto de su relación con Leonardo Squarzon, por un tiempo no se podrá exponer en los medios por orden de su médico de cabecera.

Según detalló la panelista "estuvo con náuseas y vómitos la semana pasada y ahora está con unos días de reposo absoluto porque estuvo a mil". "El médico me dijo que 'debía parar: me indicó reposo hasta el miércoles", agregó en diálogo en Revista Pronto.

Seguí leyendo en RatingCero.com.