Los hombres se disponían a efectuar un vuelo de la compañía Air Transat con destino a Canadá. La tripulación advirtió el comportamiento extraño de sus compañeros y dio cuenta de lo ocurrido a la compañía.
Un vuelo de la compañía Air Transat, con 250 pasajeros a bordo, fue suspendido debido a que los pilotos estaban alcoholizados. La situación fue alertada por la tripulación ante el comportamiento de sus compañeros.

Los dos hombres -de 37 y 39 años- se disponían a efectuar un vuelo con destino a Canadá y con 250 pasajeros a bordo cuando sus compañeros advirtieron un comportamiento extraño.

La tripulación informó esa situación a las autoridades del aeropuerto de Glasgow y la policía escocesa dispuso la detención de los pilotos.

Tras el arresto, la aerolínea canadiense cambió el vuelo para hoy martes y trasladó a los pasajeros a hoteles cercanos. "Confirmamos que los dos hombres han sido detenidos por estar presuntamente bajo los efectos del alcohol", afirmó una portavoz de las fuerzas del orden escocesas.

Por su parte, Air Transat señaló en un comunicado que esperan los resultados de la investigación "antes de hacer algún comentario" y que la seguridad de los pasajeros es su "prioridad".