La obra social de los trabajadores estatales de Rosario se negó a solventar los implantes mamarios y de glúteos. Las intervenciones tienen un costo de 100 mil pesos.
Una travesti de 40 años reclamó a la Justicia de Rosario que ordene a la obra social de los estatales de Santa Fe, a la que se encuentra afiliada, que le cubra los implantes mamarios y de glúteos y la depilación definitiva.

La demanda fue presentada luego de que el Instituto Autárquico Provincial de Obra Social (IAPOS) se negara a solventar las intervenciones, cuyo costo fue estimado en unos 100 mil pesos.

Por ese motivo, la travesti hizo una presentación judicial, que recayó en la jueza en lo Civil y Comercial Silvina Cicutto, informó el portal Tiempo de Justicia.

Como primera medida, la magistrada ordenó a la obra social que exponga las razones por las cuales rechazó el pedido de la afiliada.

La travesti trabaja en una escuela de Rosario, dependiente de la Provincia, y solicitó tanto la cobertura de las prótesis y la intervención quirúrgica como de la depilación definitiva.