El titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos dejó en claro que el contrato por el programa Fútbol para Todos se romperá por una decisión "unilateral" de la dirigencia de la AFA y que los partidos deben poder verse "sin cobro adicional".
Funcionarios del gobierno nacional dejaron en claro este martes, con declaraciones similares en distindos medios, que el contrato por el programa Fútbol para Todos se romperá por una decisión "unilateral" de la dirigencia de la AFA y que los partidos deben poder verse "sin cobro adicional".

Detrás de esa idea se encolumnaron hoy el secretario general de la Presidencia, Fernando De Andreis, el titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, el ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad, y el titular de Fútbol para Todos, Fernando Marín.

Embed
La decisión de interrumpir el contrato entre el Estado y la AFA le permitirá al gobierno nacional quitarse la pesada obligación de pagar miles de millones de pesos, aunque deberá encontrarse la "figura legal" más adecuada, que permita mantener "la situación actual, donde no haya un cobro adicional por ver los partidos", según dijo De Andreis.

"A partir del planteo nos vamos a sentar a evaluar en qué condiciones sería, como seguirá pantalla. Planteamos que se mantenga la situación actual, donde no haya un cobro adicional por ver los partidos", sostuvo el funcionario.

Embed
Admitió que las "prioridades presupuestarias del gobierno están puestas en otro lado", y que el contrato fue heredado del kirchnerismo, en cuyo marco se comprometió a mantener la "gratuidad" de transmisión de partidos hasta 2019.

Lombardi señaló que se tendrá que "encontrar una solución con lo que propone la AFA", pero remarcó que "apenas estamos en las primeras horas de que los clubes propusieron la rescisión de ese contrato".

Embed
"La posición del Gobierno son los tres principios básicos del Fútbol para Todos: todos los partidos, en todo el territorio de todo el país, en forma gratuita", sentenció. Por su parte, Marín el gobierno heredó "un contrato que vinculaba al Estado por tres años más. Cambió el gobierno pero no cambió la obligación del Estado y estaba cumpliendo con esa obligación. Ahora hay una parte del contrato que unilateralmente dice terminamos el vínculo".

Para el exgerenciador de Racing, "ningún gobierno debe bancar o invertir en deportes profesionales" y aseguró que "cualquier cosa que comparemos: salud, jubilaciones, cloacas, no admite comparación de prioridades, aunque el futbol es de una gran sensibilidad".