La empresa Massalin Particulares cerrará la planta de compra y acopio que posee en la localidad tucumana de Cocha, donde se desempeñan 20 personas, y recortará otros 60 puestos de trabajo en las plantas de producción ubicadas en Goya, Corrientes, y Merlo, en la provincia de Buenos Aires.
La tabacalera, a través de un comunicado de prensa, señaló que la decisión se debe a la caída registrada en el nivel de actividad del sector tras la suba de impuestos internos dispuestas por el Gobierno nacional en mayo pasado.

La modificación dispuesta por el Gobierno en la alícuota de impuestos internos determinó un incremento en los precios de los atados de cigarrillos de entre el 50 y 60 por ciento desde el 1 de mayo pasado.

Este incremento en los precios desencadenó una fuerte caída en el nivel de consumo. Según un informe elaborado por la Secretaría de Agricultura de la Nación, el volumen de cigarrillos comercializados en mayo fue casi un 45% menor al de abril pasado, con un volumen total de 98,5 millones de atados.

En enero la cantidad de paquetes vendidos ascendió a 162 millones de unidades; 155 millones en febrero y 169 millones en marzo.