El hallazgo se produjo en el Pozo de Vargas de Tucumán. Se trata de los hermanos y la madre de la periodista y militante de derechos humanos Marta Rondoletto, quienes habían sido secuestrados en un operativo a plena luz del día.

Se trata de sus hermanos, Jorge y Silvia, y de su madre, María Cenador de Rondoletto, quienes fueron secuestrados el 2 de noviembre de 1976 junto a su padre Pedro y su cuñada Azucena Bermejo, embarazada de cuatro meses, durante un operativo realizado a plena luz del día y que incluyó cortes de calles y la ocupación de casas de los vecinos.

Durante la lucha que llevó adelante en los últimos años como militante de derechos humanos, Rondoletto confirmó que los miembros de su familia pasaron por la Jefatura y el Arsenal, dos centros de detención y exterminio que funcionaron en esa época en Tucumán.

Embed

Los crímenes de los cinco miembros de la familia, que trabajaban en una imprenta de su propiedad, fueron juzgados durante la megacausa "Arsenales II-Jefatura II" que se desarrolló en Tucumán.

"La identificación de los restos de nuestros familiares son la prueba irrefutable de los crímenes producidos por la dictadura cívico militar que padeció la sociedad argentina entre 1976 y 1983", manifestó la periodista.

pozo.jpg

"Este es el resultado de más de 40 años de lucha y reafirma que cuando uno tiene fuertes convicciones siempre alcanza los objetivos", agregó. Y dijo: "Estaba segura de que mi hermana estaba ahí. Al resto de mi familia la vieron en Arsenales pero a mi hermana sólo en la Jefatura. Nunca imaginé que estuvieran juntas mi vieja y mi hermano, sobre quien algunos testimonios dicen que lo fusilaron y los quemaron en la fosa del Arsenal", agregó.