¿Debilitamiento temporal o dificultades más consistentes por un mercado muy competitivo? Netflix, empresa líder del video online cuyo crecimiento parecía imposible de detener, redujo la captación de nuevos suscriptores en el segundo trimestre.

La inesperada mala noticia preocupó a Wall Street y la acción del servicio de streaming estadounidense perdía 13,49% a US$85.48.

Desde Netflix dijeron a la noche del lunes que registró 83.18 millones de usuarios a finales de junio, apenas 1.68 millones más que a finales de marzo.

El grupo ya había adelantado que no igualaría la ganancia récord de 6.74 millones de suscriptores registrada en el primer trimestre, justo después de su lanzamiento en 130 nuevos países, pero estimaba que sería al menos de 2.5 millones.

Su previsión para el tercer trimestre (+2,3 millones) es también considerada decepcionante por los analistas.

Embed
"La pregunta más grande que se hacen los inversores es si este debilitamiento se debe a factores temporales o más bien a fuerzas competitivas estructurales", resumen los expertos de Cannaccord Genuity.

La dirección de Netflix dijo que su decepcionante actuación no tenía nada que ver con la presión de competidores como Hulu o Amazon, sino más bien con los nuevos planes de tarifas y los Juegos Olímpicos, que pueden reducir el consumo de sus programas.

Muchos analistas, comenzando con Cannaccord Genuity, aconsejan por otra parte a los inversores aprovechar la baja de los precios de compra de acciones, mencionando las oportunidades a largo plazo representadas por la expansión internacional del grupo y su inversión en contenidos.

En la actualidad, Netflix está presente en casi todos los países del mundo, y cuenta con productos de primera con un aumento sostenido de destacadas producciones originales, como House of Cards y Orange is the New Black.

En el ámbito internacional, algunos analistas advierten contra el riesgo de concentrarse demasiado en los programas en inglés, la estrategia de Netflix en la mayoría de sus nuevos mercados: la empresa dijo el lunes que añadiría, pero solo de forma gradual y selectiva, programas locales con subtítulos o doblados.

¿En la mira de Apple o Amazon?

En todo caso, el que los suscriptores estén aumentando de forma más lenta que la prevista "va a llevar a los inversores a preguntarse si Netflix podría convertirse en un objetivo de compra", del que Apple suele ser considerado comprador potencial, dicen los analistas de BMO Capital Markets.

Apple mostró desde hace tiempo un fuerte interés en los contenidos de video online. Hasta ahora ha privilegiado la fabricación de sus productos internos, pero su tesoro de guerra de más de US$200.000 millones le permitiría concretar, si así lo decidiera, una gran adquisición.

Netflix tiene una valoración bursátil de cerca de US$37.000 millones. Sus acciones perdieron un tercio de su valor desde su máximo de finales de 2015. "Comprar Netflix podría representar una solución más atractiva que crear un servicio, o en el caso de Amazon, una posibilidad de consolidar su posición para convertirse en un servicio dominante de video en línea", argumentó Jeffrey Wlodarczak, de Pivotal Research Group.

Sin embargo, conseguir un comprador probablemente no sea la prioridad de la dirección de Netflix, que "sigue centrada en la ejecución de su ambicioso plan de expansión para 2016", escribió BMO Capital Markets.