Independiente del Valle de Ecuador vive por estos días el momento más importante de su historia. Tras dar el gran golpe y eliminar a Boca en La Bombonera para meterse nada menos que en la final de la Copa Libertadores. Sin embargo, este miércoles vivió un hecho inédito.
Desde las 21.45, en Quito, los dirigidos por Pablo Repetto recibirán a Atlético Nacional de Medellín en la ida del partido decisivo, pero apenas un par de horas antes debieron afrontar otro compromiso. Creer o reventar.

En un partido postergado de la fecha 20, Independiente visitó a El Nacional por el torneo local, obviamente con una formación completamente alternativa y llena de juveniles, teniendo en cuenta que los titulares y relevos quedaron concentrados para el compromiso de Copa. ¿El resultado? 5 a 1 en favor de los locales, como era de esperarse.

Embed
Lo más llamativo de esto es que dicho encuentro fue postergado en su momento por la participación de Independiente en el certamen continental, aunque en aquella ocasión había diferencia de tres días entre los partidos en cuestión. Lo que se dice, un papelón organizativo.