El presidente afirmó que "puede que no haya terminado" el intento de golpe de Estado que sufrió su gobierno hace cindo días. Unas 265 personas murieron durante el episodio.
El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, afirmó este miércoles que "podrían haber otros planes" en contra de su gobierno, por lo que "puede que no haya terminado" el intento de golpe de Estado que se vivió en el país la semana pasada.

Tras cinco horas de reunión del Consejo de Seguridad de Turquía, Erdogan anunció que se estableció el estado de emergencia durante tres meses para "proteger y reforzar" los valores "de la democracia, la ley y las libertades".

Más de 9 mil personas fueron arrestadas tras el intento de golpe de Estado que se produjo en la noche del 15 al 16 de julio, y en su mayoría fueron militares y miembros del Poder Judicial. Además hubo alrededor de 55 mil profesionales de esas áreas que fueron separados de sus puestos, según informó el diario turco Hürriyet.

En una entrevista televisada por el canal Al Jazeera, Erdogan afirmó que "puede que otros países estén implicados" en el origen y ejecución del intento fallido de golpe.