El formato aprobado la semana pasada por los dirigentes de la AFA no comenzará este año por el retraso en el cambio de estatutos y se largará en 2017. Ahora se realizará un torneo largo de transición.

La flamante Superliga argentina tendrá que esperar hasta 2017. La noticia, luego de la reciente aprobación del nuevo torneo, trascendió en la AFA y el próximo campeonato doméstico comenzará una semana después de lo previsto, es decir, recién el 26 de agosto.

Una vez más los avances de la AFA quedaron inconclusos y surgieron contramarchas, debido a que no darían los tiempos para que la FIFA apruebe las normas correspondientes.

Por lo tanto, para ver en la acción a la Superliga, habrá que aguardar hasta el segundo semestre de 2017.

Embed

En lo inmediato se recurriría a un campeonato de 30 equipos y 30 fechas, todos contra todos, con dos ascensos y cuatro descensos, como para empezar a reducir gradualmente la cantidad de participantes en la máxima categoría.