El Defensor de la Tercera Edad, Eugenio Semino, consideró en Radio 10 que hay un mercado laboral "con una gran expulsión y más del 40% de trabajadores en negro".
El Defensor de la Tercera Edad, Eugenio Semino, rechazó la posibilidad de que se discuta un aumento en la edad jubilatoria al asegurar que en la Argentina "no tiene sentido" por la falta de creación de puestos de trabajo y el alto porcentaje de empleo en negro.

"En la Argentina hay dos datos: tenemos un mercado laboral con una gran expulsión y más del 40 por ciento de trabajadores en negro. Por lo cual, esta discusión desde la edad carece de todo sentido", expresó En declaraciones a Radio 10, el funcionario explicó que "si se amplía en dos años o cinco, lo que hago es ocluir el ingreso al mercado de trabajo".

"Si alguien piensa llevar de 65 a 70 años la edad jubilatoria, no entran al mercado de trabajo los chicos de 18 a 23 años porque no se están generando nuevos empleos. Es una discusión banal", agregó.

Semino salió a rechazar así las versiones que indican que algunos sectores del Gobierno evalúan un incremento en el piso de la edad jubilatoria como parte de una reforma integral del sistema previsional.

Si bien aclaró que él no es el encargado de "resolver" cuestiones de esa índole, el titular del PAMI, Carlos Regazzoni, consideró que "las personas de 65 años están muy bien y pueden seguir trabajando" e incluso acotó que "la medicina recomienda que sigan trabajando".

El Defensor de la Tercera Edad aseguró que hay que buscar financiamiento a través de un cambio en la estructura impositiva del país.

"Hoy tiene dos fuentes de financiación: por un lado, la tradicional, que es el trabajo, con la dificultad de que el 40 por ciento de trabajo en negro no aporta absolutamente nada. Y la otra es la impositiva, donde el impuesto que más plata está poniendo para la seguridad social es el IVA, que aporta el 17 por ciento, y es el más regresivo de los impuestos. Por eso es endeble el financiamiento", subrayó.