El denunciante quiere la mitad de lo que la capocómica facturó entre 2002 y 2006. Ella ni siquiera presentó abogado y fue declarada en rebeldía.

Xavier Ferrer Vázquez demandó a Moria Casán por "disolución de sociedad" y la Justicia decretó la inhibición de sus bienes por un valor de dos millones de dólares.


Seguí leyendo en RatingCero.com.