Carlos Tevez fue sin dudas uno de los jugadores más golpeados tras el mazazo que significó la eliminación de Boca de la Copa Libertadores de América a manos del ignoto Independiente del Valle en plena Bombonera.
Por esto, el emblema xeneize decidió solicitarle una pequeña "licencia" al entrenador, Guillermo Barros Schelotto, para intentar despejar su cabeza y encarar de cero la pretemporada pensando en el comienzo de la actividad.

Lo cierto es que, según parece, el Apache decidió aprovechar su licencia para viajar hacia Uruguay, donde se lo pudo ver jugando al golf en un campo de Montevideo.

Embed
La foto fue subida por un reconocido periodista uruguayo a Twitter y rápidamente todos en Argentina se hicieron eco de la situación de Tevez, que esta vez parece que utilizó al golf, su gran hobbie, para canalizar su bronca.