Jesús Ojeda contó ante la Justicia lo que vio la madrugada del 14 de junio. "Me mira, y me dice ahora si", tras lo cual el ex funcionario saltó el tapial, relató el testigo ante el juez Daniel Rafecas.
Jesús Ojeda, el testigo que llamó al 911 la madrugada del 14 de junio ratificó que momentos antes de las 3.15 vio a una persona. "Me mira, y me dice ahora si", tras lo cual el ex funcionario saltó el tapial, relató el testigo.

Por el lapso de poco más de una hora, Ojeda declaró ante el juez Daniel Rafecas, en el marco de la causa en la que el ex secretario de Obras Públicas está acusado de enriquecimiento ilícito, indicaron fuentes judiciales.

Embed

Contó ante la justicia que llamó al 911 a las 3.15 porque tenía temor que les pasara algo a las monjas del convento y que la policía llegó a las 3 y 30.

Luego relató que a las seis menos diez fue del lugar para buscar a su esposa y regresó al convento. Ahí la policía le pide que sea testigo del acta. Es en ese momento cuando vio el arma sig sauer calibre 22 con el cargador.

Embed

Ojeda que fue testigo del acta de detención de López, y la apertura de los bolsos en los cuales se encontraron casi nueve millones de dólares, relató además que los domingos iba mucha gente al convento con autos importantes y camionetas. Que lo veía porque desde su casa se veía el monasterio.

En una audiencia relajada, según las fuentes, el testigo relató que las hermanas estaban tranquilas, no parecían nerviosas, aunque reconoció que Inés no lo miraba con buena cara. La hermana Inés deberá declarar como imputada después de la feria judicial de invierno.

Ayer se confirmó que había cuatro religiosas, y mañana deberán declarar como testigos la hermana María y la hermana Marcela. En tanto, la madre Alba no sería sometido a proceso por su estado de salud y avanzada edad.