La compañía japonesa Funai Electric, la última que todavía fabricaba videocaseteras, anunció el fin definitivo de la producción de este aparato que durante décadas estuvo en millones de hogares de todo el mundo.
La compañía justificó su decisión por la fuerte caída de las ventas y dejará de fabricar a finales de este mes sus videograbadoras VHS en su planta de China.

"Una compañía que estaba fabricando componentes para nosotros nos dijo que era muy difícil seguir fabricándolos con un nivel tan bajo de ventas y decidieron detener lo producción, lo que nos llevó a tomar nuestra decisión", dijo el viernes un portavoz de la compañía.

Funai había llegado a vender 15 millones de VHS al año, una cifra que en 2015 sólo fue de 750.000.

Embed
Las videograbadoras se hicieron inmensamente populares en la década de los 1970 y 1980 pero fueron sustituidas progresivamente por los DVD o los servicios de streaming.

Tras la decisión de Panasonic hace unos años de dejar de fabricar VHS, Funai era la última compañía que los producía.

Sony había abandonado a su vez en 2002 la producción de grabadoras Betamax y el año pasado anunció que dejaría de fabricar las cintas de este sistema, rival del VHS.