Se trata de una siniestra tradición en algunas regiones aisladas de Malaui, un país del sureste de África, donde se contrata a un hombre para que realice una "limpieza" en las chicas que comenzaron con la menstruación, para que no padezca enfermedades en el futuro.
En algunas regiones aisladas del sur de Malaui, existe una siniestra tradición donde se contrata a un trabajador sexual denominado "La Hiena", para que tenga relaciones sexuales durante tres días con las chicas a las que les llegó la menstruación.

Se trata de un supuesto ritual de "limpieza" para que las menores no corran riesgo de padecer enfermedades o una desgracia fatal.

Embed
En una entrevista con la BBC uno de estos hombres contó su historia. Eric Aniva, de 40 años, que tiene dos esposas y 5 hijo, reconoce que durmió con, al menos, 104 mujeres y niñas.

"La mayoría con las que he dormido son niñas que van a la escuela. Algunas tienen entre 12 y 13 años, pero las prefiero más mayores. Todas estas niñas encuentran placer en tenerme como su hiena. En realidad, sienten orgullo al decir a la gente que han estado con un hombre de verdad que sabe cómo complacer a una mujer", explica Aniva sobre su trabajo, por el que cobra entre 3,5 y 6,5 euros por cada servicio.