La intención del gobierno de Mauricio Macri de aplicar un tarifazo a las facturas de gas sigue chocando de frente con los frenos judiciales. Ahora debió dar un nuevo volantazo y dejar en stand by el aumento con el tope de 400% anunciado la semana pasada.
El gobierno nacional notificó este viernes a la justicia federal de La Plata que ordenó a las empresas de gas no facturar el incremento de 400% y 500% en la tarifas hasta tanto el tema no esté resuelto por la justicia. Así el despejó dudas que todavía persistían entre tanto ida y vuelta judicial y dejó en claro que las empresas de gas no deben incluir en las facturas ningún tipo de incremento hasta tanto no se defina la cuestión de fondo

El Gobierno Nacional le informó de su decisión al juez federal de La Plata Alberto Recondo, el juez que debe resolver un pedido de suspensión del tope de 400 y 500 por ciento fijado por resoluciones del gobierno y que había intimado al gobierno a dar explicaciones sobre si el aumento está o no vigente.

Fuentes judiciales informaron que la Procuración del Tesoro presentó una nota del Ministerio de Energía de la Nación para responder un pedido de informes del magistrado.

Embed
El juez debe resolver si acepta una medida cautelar para suspender el tope de 400 y 500 por ciento para el aumento del gas después del tarifazo.

Recondo había intimado al Gobierno Nacional a responder si el aumento a la tarifa del gas está suspendido o si tienen vigencia las resoluciones que fijaron un tope de 400 y 500 por ciento.

El magistrado es el que tiene que resolver sobre las dos nuevas resoluciones –las 99 y 126/2016–, en las que el gobierno de Mauricio Macri fijó un tope de aumento de 400 y 500 por ciento.

La situación judicial complica al gobierno. La Cámara Federal de La Plata suspendió este mes las resoluciones 38 y 31/2016 del Ministerio de Energía y Minería, a cargo de Juan José Aranguren, mediante las cuáles se aplicó el tarifazo al gas.

Embed
Luego el Gobierno dictó dos nuevas –las 99 y 126/2016–, en las que fijó un tope de aumento de 400 y 500 por ciento.

Ayer la fiscal Russo pidió dictar una medida cautelar que suspendió también ese incremento porque señaló que si no hubo audiencia pública, no puede haber aumento.

"Si son nulas las resoluciones precedentes por ausencia de realización de audiencias públicas, esa invalidez se extiende inexorablemente a las disposiciones subsiguientes que padecen del mismo vicio", sostuvo la fiscal en su dictamen. Ahora debe resolver Recondo.