El presidente de los Estados Unidos expresó sus condolencias al país que consideró "uno de los más próximos aliados" y aclaró que "es una situación que aún está en marcha".
El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, expresó sus condolencias y ofreció "todo el apoyo necesario" de su gobierno a Alemania tras conocer la noticia del tiroteo en Munich que dejó seis muertos y al menos una decena de heridos.

"Es una situación que aún está en marcha. Alemania es uno de nuestros más próximos aliados y vamos a comprometer todo el apoyo que sea necesario en estas circunstancias", señaló el mandatario en alusión al ataque ocurrido en un centro comercial que tiene paralizada la ciudad al sur del país.

"Nuestros corazones están con todos aquellos que han resultado heridos", expresó Obama. Además, el mandatario aclaró que "aún no sabemos exactamente".