La historia se registró en Rosario, donde una mujer fue atacada a cuchillazos por su ex. La víctima estuvo hospitalizada varios días y, cuando fue a la Justicia, le dijeron que no podían tomarle la denuncia por la feria. Además, la echaron del trabajo.

"Si no querés que te maten, cambiá el chip". Así se cruda fue la respuesta que le brindaron desde la Justicia a Alejandra, una joven que hace poco menos de una semana fue salvajemente atacada por su ex pareja, quien le propinó unas siete puñaladas.

Tras ese episodio y ante las constantes amenazas de su ex pareja, la víctima intentó denunciar el caso a las autoridades, pero increíblemente le dijeron que debía esperar hasta el lunes próximo por la feria judicial. Por ese motivo, Alejandra permanece oculta en la casa de un familiar con temor a que la asesinen, mientras que su agresor permanece en libertad.

Embed

El ataque se registró el domingo pasado a la madrugada, cuando Alejandra regresaba a su vivienda, de la ciudad de Rosario, junto a sus amigas. Según trascendió, la mujer fue atacada por su ex pareja, identificada como Cristian Ariel Contreras, quien le dio una puñalada por la espalda.

Si bien la mujer intentó escapar en dirección a sus amigas, no lo logró: el agresor la derribó y, ya en el suelo, la hirió seis veces en el cuello. Sus amigas, entonces, lograron rescatarla, mientras que Contreras huyó.

agresor rosario.jpg

Sin embargo, desde el organismo le informaron que no había funcionarios disponibles por la feria judicial. Además, la víctima fue despedida de su trabajo, ya que consideraron que "reviste peligro" por no tener ninguna protección.

Ante semejante adversidad y el inminente peligro de volver a ser atacada por su ex marido, Alejandra abandonó su vivienda, junto a sus tres hijos de 15, 12 y 10 años, uno de ellos discapacitado, y halló escondite en la casa de un ser querido mientras espera que la justicia finalmente actúe.