El hombre hizo un reclamo a la compañía que le presta el servicio y tuvo que explicar dónde reside para que le resuelvan su problema de falta de conexión a internet.
Un hombre que está preso en la cárcel de Campana llamó a Personal para quejarse por la falta de conexión a internet aún a pesar de que está prohibido que los reos tengan celulares. Su reclamo no fue resuelto en el acto, y encima quedó la evidencia de su contravención.

El caso fue difundido este sábado en el el programa "El expediente", que conduce Mauro Szeta por C5N. El periodista aclaró que tanto el cliente insatisfecho de Personal como el resto de sus compañeros de banda están a un paso de quedar en libertad a pesar de las pruebas en su contra.

szeta el expediente