La Policía de San Isidro le impidió a una madre que alimente a su bebé, según explicaron, porque estaba en un lugar público. El episodio originó una protesta a nivel nacional.
Cientos de mujeres se reunieron este sábado en diferentes plazas de todo el país con el único objetivo de amamantar a sus hijos en un espacio público, algo que la Policía de San Isidro le impidió hacer a una madre de 22 años la semana pasada.

Coni intentó alimentar a su hijo de nueve meses, Dante, sentada al pie del mástil de la plazoleta ubicada en Belgrano al 300, en San Isidro. Pero unos policías se acercaron, le pidieron que muestre su documento y el de su bebé y la obligaron a retirarse bajo la amenaza de llevarla a la comisaría si se resistía a la autoridad.

Embed
Aunque no hubo comisaría, ni siquiera la Comisaría de la Mujer, que le tome la denuncia, el caso de Coni no pasó desapercibido en las redes sociales, donde se organizó una "teteada masiva" o "piquetetazo" en rechazo al maltrato recibido por la mujer cuando intentaba alimentar a su hijo.

Embed
Las madres se reunieron en el Obelisco porteño, pero también en Neuquén, Córdoba, Río Cuarto, Santa Fe, Salta, Rosario, Tucumán, Chascomús y San Isidro.

Embed

Embed

Embed

Embed

Embed