Mientras el Tenerife entrena en las playas de Las Teresitas, Marc Crosas fue fotografiado sosteniendo una vara con una cría de tiburón clavada en su punta. Tras la polémica, tanto el jugador como el club se disculparon a través de sus redes sociales.
El Tenerife, que compite en la Segunda División del fútbol español, se encontraba en las paradisíacas playas de Las Teresitas realizando los entrenamientos de pretemporada. Lejos de los momentos de ocio, Marc Crosas quedó involucrado en una situación, por la que será sancionado.

En una serie de imágenes publicadas por La Opinión, de España, se puede observar a los futbolistas disfrutando de la playa y en una de ellas se lo ve a Crosas sosteniendo una vara con una cría de tiburón clavada en su punta.

Más allá del indignante acto de matar a un animal, el problema fue que se trató de una cría de Angelote, una especie que se encuentra protegida por estar en peligro de extinción. Por esta razón, el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife anunció que abrirá un expediente para sancionar al Tenerife. Tras la polémica, tanto el jugador en cuestión como el club se disculparon a través de sus redes sociales por lo sucedido.


Embed

Embed