Vive en un acuario de China donde se pasa el día bajo una luz azul y rodeado de los visitantes que le sacan fotos. No hay un sólo trozo de material orgánico en su hábitat.
Alrededor de 377 mil personas ya firmaron una petición online para que liberen al oso polar más triste del mundo, que vive en el acuario Grandview de Guangzhou, China. Las autoridades del establecimiento se mostraron sorprendidos por el pedido debido a que no entienden por qué la gente cree que el animal corre peligro.

The tragic bear that suffers for selfies.mp4
El caso se conoció hace algunas semanas en el sitio de la organización Animals Asia pero no fue sino hasta finales de julio que se recogió un número notable de adhesiones para la liberación de Pizza, el oso cautivo en el acuario Grandview, informó el sitio de la BBC.