Un joven volvía de un boliche cuando fue interceptado por sus secuestradores que lo obligaron a subir a un auto. El chofer de un colectivo que vio la situación dio aviso a la policía. Tras un enfrentamiento, lograron liberar a la víctima.
Un joven fue secuestrado por dos delincuentes y luego liberado por la policía tras un tiroteo que se produjo en el barrio porteño de Flores.

Todo comenzó el domingo a la mañana cuando la víctima volvía de bailar y sobre la avenida Alberdi fue interceptada por dos delincuentes que la obligaron a subirse a otro auto.

Esa maniobra fue observada por un chofer de la línea 55 de colectivos, que decidió informar lo sucedido a la policía.

Embed
Fue entonces que los efectivos policiales intentaron identificar a los ocupantes de un Volkswagen Fox, pero los delincuentes se dieron a la fuga de contramano por la calle José Martí. Al llegar a la esquina de Ramón Falcón, chocaron y se produjo un tiroteo con los policías.

Los secuestradores resultaron heridos y fueron trasladados al Hospital Piñero. En tanto, la víctima fue liberada sana y salva.