El tenista se mostró desesperado ante la avalancha de cronistas y cámaras que lo sorprendieron en el Aeropuerto de Ezeiza. Mirá lo que dijo de la modelo.


Su cara lo expresaba todo, estaba aterrado, preocupado por su imagen y con ganas de que se lo trague la tierra. Pico Mónaco fue sorprendido por una avalancha de cronistas y cámaras cuando llegaba de Ibiza, en el Aeropuerto de Ezeiza.

El tenista se lo vincula con Pampita pero parece que esa fama no le gusta para nada. El deportista quiere estar alejado, como lo estuvo siempre, de lo mediático y los escándalos, pero su relación con la modelo estaría cambiando su perfil.

Seguí leyendo en RatingCero.com.