La propietaria de la accidentada central nuclear de Fukushima, Tokyo Electric Power (TEPCO), pidió al operador de Pokémon Go que cambie los ajustes del popular juego para móviles para evitar que las criaturas aparezcan en centrales nucleares, revelo la compañía.
TEPCO detectó al menos un pokémon en las instalaciones de una de las tres plantas atómicas en las que realizó pruebas: la accidentada central de Fukushima Daiichi, la vecina Fukushima Daini (ubicada a 12 kilómetros de la primera), y la de Kashiwazaki-Kariwa de Niigata, en el noroeste del país.

La compañía, que pidió a sus trabajadores que no jueguen a Pokémon Go en las instalaciones, no especificó dónde encontró a la criatura virtual para evitar que se produzcan intrusiones en la zona en cuestión, como la de los tres adolescentes que se colaron en una central nuclear de Ohio, Estados Unidos, buscando pokémons.

El regulador nuclear de Japón instó a las compañías propietarias del país a que refuercen la seguridad en sus plantas para evitar casos similares, informó la agencia local Kyodo.

Embed

El exitoso juego para teléfonos inteligentes Pokémon Go, producto de un proyecto conjunto entre la estadounidense Niantic, la japonesa Nintendo y The Pokémon Company, se lanzó en Japón el pasado viernes.

La aplicación usa la tecnología GPS de geolocalización y la cámara del terminal para que los jugadores busquen a los pokémon en diferentes ubicaciones del mundo real.

El ministro nipón de Educación, Cultura, Deportes, Ciencia y Tecnología, Hiroshi Hase, expresó su satisfacción porque el público japonés pueda disfrutar de un nuevo contenido basado en una franquicia de origen japonés, como es pokémon, pero ha advertido de que pueden darse situaciones peligrosas.

"Queremos pedirle al operador (de Pokémon Go) que preste la debida atención a este hecho", indicó Hase en declaraciones recogidas por Kyodo.