La legisladora y aliada de Cambiemos, Elisa Carrió tiene latente un pedido de juicio político contra el presidente de la Corte Suprema. Sin embargo, el presidente le pidió que lo "frene" en forma urgente por la presión por las tarifas luego de que el máximo tribunal pidiera un informe de impacto económico y social del aumento del gas.
Por instrucción expresa de Mauricio Macri, la diputada Elisa Carrió se guardó una de sus cartas más fuertes: el pedido de juicio político al presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti.

La aliada de Cambiemos ya tenía lista, antes del comienzo de la feria judicial, una serie de documentos con los que traspasaría el límite de su enfrentamiento con el titular del máximo tribunal, que ya tuvo varios capítulos públicos y privados.

Embed
Manejo de fondos, infraestructura, licitaciones de obras para el Poder Judicial y el propio patrimonio del supremo eran los ejes bajo los cuales la legisladora pensaba plantear su pedido de jury.

En medio de la presión por las tarifas, el Presidente ordenó congelar de forma urgente la iniciativa que empañaría el trámite de la sentencia por un tema que desvela al Ejecutivo.

Seguí leyendo la nota en Ámbito.com