Es según un relevamiento realizado por Ámbito Financiero. La distorsión se debe a la alta inflación y a la falta de controles. Misiones $120 vs. Santa Fe $230.
La distorsión de precios en algunos productos alcanza casi hasta duplicar su valor. Este es el caso de uno de los cortes más exclusivos de carne: el lomo, que a lo largo y ancho del país tiene precios que van desde $120 a $230 el kilo.

"Saliendo de la General Paz, la gente no come lomo", afirmó el presidente de la Sociedad Rural, Luis Miguel Etchevehere. Una teoría que poco tiene que ver con los precios. Es que, según un relevamiento realizado por Ámbito Financiero, mientras en una carnicería de la Capital Federal el corte se consigue con un precio promedio de $195 en el conurbano bonaerense los precios son más económicos y rondan los $170, un 15% menos.

No llama la atención que en el norte del país los precios del corte sean los más económicos. Lo cierto es que la demanda es muy baja. Misiones tiene los valores más económicos. Los precios tienen un promedio de $120, muy por debajo de los que se consiguen en la Capital, donde la demanda se ha visto en baja desde principios de año.

Es que la carne en el primer semestre de 2016 aumentó un 48%. Los datos los arrojó la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (Ciccra). Según la cámara el incremento produjo una baja en el consumo. Por habitante, el consumo de carne vacuna se ubicó en el primer semestre, en promedio, en 55,3 kilogramos por año, lo que implica una caída de 7,7% interanual.

Santa Fe y Chubut se ubicaron como las provincias con los precios más elevados, en donde el valor del kilo de lomo superó los $200. La distorsión, según los especialistas, se debe a la alta inflación y a la falta de control por parte del Gobierno.