Empresarios textiles, nucleados en la Fundación Pro-Tejer, advirtieron que por la caída del consumo y las importaciones, la producción nacional perdió un 10% de mercado en el semestre.

En un informe de la entidad realizado revelan que las importaciones crecieron 21,3% en toneladas entre enero y junio, en comparación con el mismo período del año pasado. En lo que va del año, se compraron al exterior 132.484 toneladas, contra 109.256 toneladas registradas en los primeros seis meses de 2015, publicó Ámbito Financiero.

Si se descuenta lo importado en materias primas (lana, seda, algodón, fibras vegetales y discontinuas y filamentos), el país compró casi 21.000 toneladas más de producto con valor agregado.

Este número significa el 10% de la producción nacional textil, que alcanzó el año pasado las 212.500 toneladas.

Eñ mercado total alcanza las 425.000 toneladas –se encuentra 15% abajo de las históricas 500.000 toneladas–, por lo que venía repartido por mitades entre la producción nacional y la importación.