Declaró que aspiraba a "salvar" a sus víctimas, y se supo que detalló sus planes en una carta que llegó a manos de la policía hace cinco meses.

El autor confeso del crimen, Satoshi Uematsu, presentó su primera declaración ante la justicia y se enfrenta a una posible acusación por homicidio múltiple. Los nuevos detalles dibujan el perfil de alguien determinado a ejecutar su anunciado "plan" de matar a un gran número de discapacitados, y también arrojan sombras sobre una tragedia que podría haberse evitado, publica EFE.

Embed

"El plan será llevado a cabo durante el turno de noche (...). El objetivo serán dos instalaciones donde residen muchos discapacitados múltiples. Los trabajadores de guardia serán maniatados", señalaba en la carta fechada el pasado 14 de febrero y dirigida a un diputado local.

Japon-Crimen.jpg

"Después de eliminar a 260 personas en las dos instalaciones, me entregaré", anunciaba Uematsu, quien a continuación pedía cumplir una condena corta y explicaba que su objetivo es "lograr un mundo en el que las personas con discapacidades múltiples puedan recibir la eutanasia (...)".

Satoshi Uematsu


Uematsu también había comunicado sus planes a compañeros de trabajo y conocidos, a raíz de lo cual fue investigado por la policía y sometido a pruebas psiquiátricas.