El primer ministro, Malcolm Turnbull se mostró conmocionado al ver las imágenes que muestran los malos tratos del instituto. Un abogado comparó el trato que recibían los menores al que sufren los presos en la prisión de Guantánamo.
El primer ministro de Australia, Malcolm Turnbull, anunció este martes una investigación en los reformatorios del norte del país, donde vive una amplia población aborigen, tras la difusión de vídeos y fotografías de casos de tortura a jóvenes detenidos en Darwin.

torturas australia.mp4
Un adolescente con el cuello atado al respaldo de una silla y la cabeza cubierta por una capucha y el uso de gas lacrimógeno en las celdas de menores son algunos abusos que los guardias del centro Don Dale cometen con los internos, según el material divulgado.

La imágenes, emitidas por ABC, muestran las torturas grabadas por las cámaras de seguridad del recinto y otros dispositivos electrónicos que llevaban los propios guardas

En ese sentido,Turnbull expresó su conmoción por lo acontecido y señaló que la comisión investigadora determinará "si existe una cultura (de torturas) extendida en el sistema de detención en el Territorio Norte o si era específica a ese centro".

Embed
La investigación también deberá "profundizar sobre lo que pasó en Don Dale y esclarecer si hay otros asuntos vinculados que debamos ver", añadió el gobernante. Una de las primeras reacciones del Gobierno ha sido la destitución del ministro de Servicios Penitenciarios del Territorio Norte, John Elferink.

Líderes políticos y sociales, Organizaciones No Gubernamentales y usuarios de las redes sociales han condenado las torturas, el maltrato y los abusos verbales, como los innumerables insultos que proferían los guardias a las víctimas internadas en el reformatorio, donde se recluía a niños de entre 10 y 17 años.