El lamento del Sumo Pontífice resonó en el avión que lo condujo a Cracovia para participar en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ). "El mundo está en guerra porque ha perdido la paz", dijo, y aclaró que no se trata de un conflicto de "religiones".


Con un tono apesadumbrado poco habitual respecto a la alegría que se espera en un viaje en el que se encontrará con cientos de miles de jóvenes, Francisco quiso comentar los últimos episodios de violencia y los atentados, como el asalto del martes una iglesia en el norte de Francia y en el que fue asesinado un sacerdote.

"No tenemos miedo de decir esto: el mundo está en guerra porque ha perdido la paz"
, aseveró ante los 75 representantes de medios de comunicación, entre ellos EFE, que le acompañan a Polonia.

papa rumbo a polonia (2).jpg
Y agregó: "Desde hace tiempo decimos que el mundo vive una guerra a trozos. Recordamos a este santo sacerdote que ha muerto en el momento en el que recogía las oraciones para la Iglesia. Él es uno, pero cuántos cristianos, cuántos inocentes, cuántos niños...Pensemos, por ejemplo en Nigeria", afirmó el pontífice.

Francisco tuvo tiempo de reflexionar mientras iba saludando uno a uno a los periodistas, y cuando acabó volvió sobre sus pasos para tomar de nuevo el micrófono y aclarar: "Hablo en serio de guerra, una guerra de intereses, por dinero, por los recursos de la naturaleza, por el dominio de los pueblos. Pero no es una guerra de religiones, porque todas las religiones quieren la paz".

Embed
Con este mensaje comenzó el viaje del papa a Polonia, donde, dijo, espera que los jóvenes que encontrará devuelvan la esperanza a este mundo.