El Sumo Pontífice instó a Polonia a "acoger a los que huyen de las guerras y del hambre", al llegar este miércoles a Cracovia, en el primer discurso que pronuncia en ese país del este de Europa, que se resiste a acoger a los migrantes.

El fenómeno de la emigración "requiere un suplemento de sabiduría y misericordia para superar los temores y hacer el mayor bien posible", aseguró el papa Francisco, quien pidió identificar las causas, facilitar el regreso de los afectados, garantizar solidaridad y libertad y sobre todo "dar testimonio con los hechos de los valores humanos y cristianos", dijo.

francisco en polonia.mp4
El Papa, quien visita por primera vez la tierra natal de Juan Pablo II, pronunció un discurso fuerte y claro durante el cual rindió homenaje al papa santo, canonizado por Francisco, por su "agudo sentido de la historia".
papa francisco polonia (2).jpg
Francisco mencionó la historia "milenaria" de Polonia y pidió un "compromiso ético" para hacer frente a la economía, al medio ambiente y a la emigración.

"Hace falta solidaridad con los que están privados de sus derechos fundamentales, incluido el profesar libremente y con seguridad la propia fe", dijo.

Embed
Francisco invitó a Polonia a un "diálogo construido entre las diferentes posiciones" y recordó la reciente Declaración conjunta entre la Iglesia católica en Polonia y la ortodoxa de Moscú "que dio inicio al un proceso de acercamiento "no sólo entre las dos religiones sino entre los dos pueblos", recalcó.