El estudio concluirá oficialmente el viernes pero ya se estableció que no coinciden las vainas ni los plomos con lo recogido en Unicenter y en los cuerpos de las víctimas.
Una nueva pericia realizada por la Policía Federal, la Bonaerense, la Metropolitana y peritos de parte determinó que un arma en poder de Marcelo Mallo no fue utilizada en el crimen de dos ciudadanos colombianos en Unicenter, confirmó la defensa del extitular de Hinchadas Unidas.

Un informe de la Policía Federal había establecido que dos narcos colombianos asesinados en Unicenter habían sido ejecutados con una pistola Tanfoglio calibre 40 perteneciente a Leandro Ghiso, un empleado público que luego se la entregó, para vendérsela, a Mallo.

El estudio concluirá oficialmente el viernes pero ya se estableció que no coinciden las vainas ni los plomos con lo recogido en Unicenter y en los cuerpos de las víctimas. Sobre esa base, la jueza Sandra Arroyo Salgado deberá decidir si ordena la libertad de Mallo y Ghiso.

Durante la fuga de los hermanos Lanatta y Martín Schillaci del penal de General Alvear, la Policía bonaerense indicó que los prófugos habían estado en la casa de Mallo.

El fiscal a cargo del expediente, Mariano Sibuet, ordenó el allanamiento de la casa de Mallo el 3 de enero de este año y no encontró nada relacionado con los prófugos. Allí se incautó la pistola Tanfoglio calibre 40 y a partir de un informe de la Policía Federal se determinó que había sido utilizada en el crimen de Unicenter.

La jueza Arroyo Salgado, a cargo del caso Unicenter, mandó a hacer un nuevo peritaje en el que ahora participan los especialistas designados por Mallo y Ghiso. El estudio se realiza en el edificio de la Policía Metropolitana y desde el viernes se dispararon 14 proyectiles de la pistola.