Así lo manifestó el secretario de Políticas Universitarias de la Nación, Albor Cantard, quien dijo que con el sistema intentan darle más posibilidades a los estudiantes de pasar de una carrera a otra como un modo de retenerlos y no expulsarlos.
El secretario de Políticas Universitaria de la Nación, Albor Cantard, manifestó que se evalúa un sistema universitario que no sea tan rígido para que los estudiantes tengan más posibilidades de pasar de una carrera a otra como un modo de retenerlos y no expulsarlos y, en este sentido, aseguró que se analiza el método de "créditos por conocimientos" que se aplica en la Universidad de Córdoba

Cantard participó este miércoles de la reunión del Consejo de Planificación Regional de Educación Superior (Cpres) en la sede de la universidad cordobesa donde rectores y académicos de casas de altos estudios de la región centro debaten la oferta de estudios y su adecuación a la demanda productiva de la región.

Embed
"La tasa de graduación es muy baja. Tenemos que flexibilizar las currículas en los planes académicos del sistema universitario, tiene que haber más posibilidades que los estudiantes pasen de una carrera a otra. La apuesta es que el sistema no sea tan rígido", explicó Cantard.

El rector de la universidad del Litoral aseguró que se analiza el sistema que implementa la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), que consiste en el sistema de "créditos de conocimientos", mediante el cual las materias cursadas por los universitarios son reconocidas cuando abandonan una carrera para comenzar otra.

"En mucho de los casos de deserción se producen porque los chicos comienzan una carrera en determinadas disciplina y después se ve frustrado porque no es su vocación. Apuntamos a que ese chico pueda seguir en otra carrera similar, que el sistema universitario no los expulse, sino que los recupere a través de tutorías, de becas. De esa manera creemos que se va a ir revirtiendo la deserción", resaltó Cantard.

Cantard hizo hincapié, además,en la necesidad de "poner en debate todo el sistema educativo" del país, al sostener que tuvo un "indiscutible retroceso" en los últimos años y que "Argentina debe recuperar el lugar que históricamente ocupó en Latinoamérica en la educación". "Dejamos de ser líderes en la región en materia de educación. Las falencias del nivel secundarios las observamos claramente en las universidades y las falencias en las universidades las observamos en el ejercicio profesional", detalló el funcionario.
Embed
Precisó además que hay que promover estas discusiones que se plantea en los CPRES para que Argentina "vuelva a ocupar el lugar que históricamente ocupó en la educación del continente".
En esa búsqueda de reposicionar a la Argentina en su calidad educativa, Cantard manifestó que en estos encuentros regionales se trata de obtener un diagnóstico preciso de la oferta académica en las regiones, adecuándolos más a la realidad del país.

En ese sentido añadió que se relevan cuáles son las necesidades académicas, de profesionales y también de trabajar en un sistema de expansión de la educación superior de manera más planificada y articulada con los distintos sectores de la región.

"Argentina tiene una heterogeneidad muy grande en términos regionales y el gran desafío es satisfacer todas las demandas académicas", remarcó.