Luego de arribar al Aeroparque metropolitano, Cristina se dirigió al Instituto Patria, donde desde las 19 se realizó un homenaje al fallecido ex presidente venezolano, que este jueves hubiese cumplido 62 años. Allí participó del cierre del acto. "Era un ciudadano del mundo", expresó. Planteó, además, "la necesidad de una reforma constitucional".
La ex presidenta Cristina Kirchner llegó este jueves pasadas las 22 a la ciudad de Buenos Aires para participar del homenaje que se se le rindió al fallecido Hugo Chávez en el dìa que hubiera sido su 62 cumpleaños.

La ex presidenta Cristina Kirchner sostuvo esta noche que "estamos en momentos de desafíos" y agregó "debemos imaginar qué vamos a hacer nosotros", al tiempo que sostuvo "tal vez fuimos ingenuos al no advertir el avance de sectores ultraconcentrados".


Embed

Al hablar en el Instituto Patria, la ex mandataria que viajó especialmente para participar del acto, dijo que "a lo mejor aquí se estuvo analizando los momentos que vive la región, y se preguntaron qué hubiera pasado si viviera Hugo (Chávez) o si viviera Néstor (Kirchner)".


Embed

"Yo vengo de una familia peronista y siempre escuché que si Evita hubiera estado viva no habría pasado lo de 1955", en alusión al golpe militar contra Juan Domingo Perón. Al respecto, reflexionó: "La historia no se construye con hipótesis, tenemos que construirla todos los días", y remarcó que "debemos confiar en nosotros mismos y en la fuerza del pueblo".

"Nosotros tal vez no advertimos que se estaba produciendo una reacción de los sectores ultraconcentrados porque estábamos trabajando en construir cada vez más derechos", y remarcó que "como autocrítica debo decir que fuimos ingenuos porque tampoco advertimos la magnitud del avance popular que logramos en doce años", remarcó.

Embed

Cristina, en su disertación, sostuvo que "es cierto que extrañamos (a Chávez y Néstor Kirchner), pero la mejor forma es imitarlos". Agregó que "es un momento difícil y complejo en la sociedad" y reiteró que "la historia no es una marcha permanente hacia adelante, se construye con avances y retrocesos".


Embed

Cristina Kirchner planteó esta noche la necesidad de una reforma constitucional, a la vez que advirtió que tras su gobierno "se esta generando una reacción de los sectores ultraconcentrados que no llegamos a advertir".

Además, a un debate de los distintos sectores para establecer "cuáles derecho queremos asegurar como piso de derechos y garantías que los argentinos no estamos dispuestos a ceder", mediante una reforma constitucional. Al respecto, señaló que "es un debate que tenemos que darnos y exige una gran participación ciudadana" por lo que hay que determinar "cómo se articulan las infinitas fuerzas del pueblo para dar esa organización, ese debate".

Por otra parte, aludió a la reciente pulseada entre Macri y Tinelli al sostener que "a mí no me molesta el humor, no me molesta que se rían de mí. No me molestó durante los 8 años y medio".

Cristina postuló "la necesidad" de "construir nuevas mayorías en un continente donde hay nuevos desafíos y dificultades, donde a las poblaciones los medios de comunicación les generaron un sentido común contrario a sus intereses".

En el Instituto Patria estuvieron presentes, entre otros, el embajador de Venezuela en la Argentina, Carlos Eduardo Martínez Mendoza; la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto y Hebe de Bonafini, de Madres de Plaza de Mayo. En tanto, en las calles adyacentes al Instituto se concentró un amplio sector de la militancia kirchnerista y las agrupaciones Miles, Unidos y Organizados y La Cámpora.