La morocha infartante se lució en la pista el año pasado y ahora regresa para salvar a una de las parejas que se quedó sin un miembro.

Celeste Muriega regresará al Bailando para reemplazar a la mujer de Martín Liberman, Marcela Greco, quien sufrió una fisura en la costilla y no podrá bailar más.

La bailarina había participado el año pasado del certamen y ahora regresará por la revancha, aunque admitió que no estaba en sus planes.

Seguí leyendo en RatingCero.com