Se trata de Abdel Malik Petitjean, de 19 años, quien estaba fichado por los servicios antiterroristas franceses. El joven nunca había sido condenado porque su ADN no estaban en la Justicia. Su familia quedó detenida.
El segundo hombre implicado en el asesinato de un cura en una iglesia de Francia el martes fue formalmente identificado como Abdel Malik Petitjean, de 19 años, anunció la fiscalía el jueves.

Según una fuente cercana a la investigación, estaba fichado por los servicios de inteligencia por radicalización desde el 29 de junio.

En tanto, tres personas de su familia fueron detenidas y puestas en prisión preventiva, indicó la fuente. Estas detenciones, que comenzaron el miércoles, "permitirán obtener elementos sobre el perfil del asesino.

Por el momento, ningún elemento indica que estas personas estén implicadas en el asesinato", señaló esta fuente.

Abdel Malik Petitjean nunca había sido condenado por la justicia por lo que sus huellas dactilares y su ADN no constaban en los registros de la Justicia.

Sin embargo, los servicios antiterroristas franceses lo tenían fichado desde el 29 de junio por haber intentado viajar a Siria, según una fuente de la investigación.