Usó el medio de transporte público más característico de la ciudad polaca para llegar a la gran explanada de Blonia. Allí encontrará a los cientos de miles de fieles, que lo esperan para la Jornada Mundial de la Juventud.
Fiel a su estilo sencillo y sin temer por su seguridad, el papa Francisco se trasladó este jueves en tranvía hasta Blonia, un enorme parque en el centro de Cracovia, donde unos 600.000 jóvenes de todo el mundo lo esperaban con ocasión de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ).
Embed

Francisco se convirtió así en el primer pontífice que se traslada en tranvía en el curso de una visita oficial. El tranvía especial, pintado con los colores blanco y amarillo del Vaticano, llevaba el lema "El tranvía del Papa".

el papa mfrancisco viajando en tranvia

El tranvía partió poco después de las 16 (hora local) de la sede del arzobispado, donde se aloja el Papa, y recorrió 800 metros, hasta el parque de Blonia.

Embed

El Papa estaba acompañado por unos quince jóvenes minúsvalidos y sus asistentes. Se trata de la primera reunión con los jóvenes que asisten a la Jornada Mundial de la Juventud.