El entrenador francés hizo fuerza para que el Real Madrid contratara a Antonio Pintus, a quien conoció cuando jugaba en Juventus. Conocé las ideas del nuevo preparador físico, que tiene como objetivo que cada jugador corra tres kilómetros por partido.
Zinedine Zidane llegó al banco del Real Madrid luego del rotundo fracaso del español Rafa Benítez. De menor a mayor, el Merengue consiguió, de la mano del francés, la undécima Champions League de la historia blanca. Con el equipo consumado, ahora el DT realizó su primer fichaje, aunque no se trata de un futbolista: Antonio Pintus, un preparador físico que da miedo.

El PF italiano y el excelso jugador se conocieron cuando Zidane vestía la camiseta de la Juventus. Según el propio francés, se hizo resistente gracias a los entrenamientos preparados por el turinés. Pintus viene ahora con la misión de evitar que la Eurocopa y la Copa América 2016 pasen factura a lo largo de la próxima campaña.

Embed
"Placer, no sufrimiento", es el lema del nuevo preparador físico del Real Madrid. Niega que el jugador deba reservarse en los entrenamientos, sin darlo todo, ante el temor a una lesión. Al contrario, lo rechaza: "Si entrenas al máximo no tendrás lesiones".

Su punto de partida es que el jugador adquiera mucho fondo físico. "Hoy vence quien más corre", reflexiona Pintus. Zidane asumió su refrán y lo impuso en el Real Madrid. "Hay muchos futbolistas que corren trece kilómetros en cada partido. Cada jugador debe hacerlos en cada entrenamiento y en cada encuentro, de manera que para él será fácil, periódico. Será su costumbre", asegura el turinés.

Embed
El objetivo de Pintus es que cada jugador recorra trece kilómetros por día. La sesión física de ejercicios de velocidad, elasticidad y resistencia, más los trabajos con pelota, suponen que cada jugador corra ocho kilómetros en una hora y media. Luego, el PF los hace correr durante media hora final.