Su jefa le prohibió usar ciertas prendas, pero la mujer no se dio por vencida, arremetió con todo su ingenio contra las nuevas disposiciones en su oficina.
June J Rivas decidió dar batalla a su jefa después de que le prohibiera usar un pañuelo en la cabeza para ir a la oficina. Además de presentar una queja formal por acoso laboral, la mujer usó toda su creatividad para pensar looks que reflejaran su personalidad sin violar el código de vestuario.

rivas 1.jpg
Rivas argumentó que el código de vestimenta de la empresa sólo especifica que los empleados deben ir "aseados y prolijos" a la oficina, pero su jefa cambió el texto para prohibir el uso de ojotas, pañuelos, sombreros, escotes, espaldas al descubierto y "turbantes por razones culturales", informó el sitio Yahoo! Style.

rivas 0.jpg
Ante semejante maniobra, Rivas decidió revolucionar la oficina de Chicago, Estados Unidos, con una serie de difraces que siguen a la perfección las directivas de su jefa, pero "no exactamente como ella esperaba", según aclaró Rivas en sus más de 20 posteos en Facebook.

rivas 2.jpg
Ya sea disfrazada como la mutante Tormenta, un personaje de la serie Star Trek o la princesa Leia de Star Wars, Rivas se ganó la adoración de sus compañeros de trabajo, y de más de un oficinista que desearía poder ir vestido así al trabajo.