Alphabet, la matriz de Google, anunció que sus beneficios en el primer semestre de este año alcanzaron los US$9.084 millones, un 22% más que en el mismo periodo del año anterior, impulsada por la buena marcha de su maquinaria publicitaria.
Los ingresos totalizaron los US$41.757 millones en los primeros seis meses del año frente a los US$34.985 millones del periodo equivalente del 2015.

Además de a Google, Alphabet agrupa a Calico, dedicada a la investigación sobre la longevidad, así como la firma de dispositivos inteligentes para el hogar Nest y Fiber, la división que busca llevar internet de alta velocidad a distintas partes de Estados Unidos.

El paraguas corporativo incluye también a Google X, la división de investigación que desarrolla ambiciosos proyectos como el vehículo autodirigido; Google Ventures, el brazo de capital de riesgo de Google; y Google Capital, una división que invierte en las fases finales de financiación de empresas emergentes.

Los ingresos de Alphabet están impulsados casi exclusivamente por el negocio publicitario de Google

Así, el conglomerado indicó que de los US$21.500 millones en ingresos durante el segundo trimestre de este año, US$21.315 millones procedieron de Google y tan solo US$185 millones de otras operaciones.

La empresa con sede en Mountain View fue capaz de capturar a publicistas y usuarios a medida que estos migran a dispositivos móviles desde los tradicionales ordenadores de escritorio.

El sistema operativo Android desarrollado por Google está instalado ya en más de mil millones de dispositivos, lo que otorga a la empresa y a su navegador, en el que aparecen los anuncios, una gran ventaja.

Además, el gigante de Mountain View paga a Apple para que el navegador de Google aparezca por defecto en los teléfonos iPhone.

Desde la compañía dijeron que más de la mitad de las búsquedas en su navegador proceden ya de dispositivos móviles.

Google controla alrededor del 31% del mercado publicitario digital mundial valorado en US$187.000 millones pero perdió parte de terreno ante el creciente empuje de competidores como Facebook, que superó este miércoles las expectativas del mercado con unos beneficios semestrales de 3.565 millones de dólares, un 189% más que el año anterior gracias también a la buena marcha de sus ingresos publicitarios.

"Nuestros increíbles resultados del segundo trimestre, con un repunte interanual de los ingresos del 21% reflejan las exitosas inversiones que hemos hecho durante muchos años en la rápida expansión de áreas como el video y las operaciones móviles", indicó en un comunicado Ruth Porat, directora general de finanzas de Alphabet.

Embed
Por su parte, el consejero delegado de Google, Sundar Pichai, afirmó en una conferencia telefónica con inversores que la buena marcha de la operación de video YouTube contribuyó a los favorables resultados trimestrales.

"El video es un componente enorme del contenido digital y YouTube sigue brillando", afirmó Pichai.

Además de Alphabet y Facebook, también presentó sus resultados esta semana Apple, que anunció que sus beneficios cayeron un 27% hasta los US$7.800 millones durante su tercer trimestre fiscal, que se cerró el pasado 25 de junio, ante las menores ventas de sus teléfonos iPhone.

A ellas se sumó Twitter, que defraudó a los mercados al dar a conocer el menor repunte de sus ingresos desde su salida a Bolsa en el 2013, con perspectivas decepcionantes y un débil crecimiento en el número de usuarios.