Lo acusan de desobedecer la sentencia judicial que le ordenaba no aplicar ninguna suba hasta tanto se realizara la audiencia pública estipulada por ley. A pesar del fallo, Aranguren intentó imponer un tope de 400% en las boletas. También fue denunciado anteriormente por incompatibilidad de deberes de funcionario público por ser accionista de Shell.
La justicia penal federal recibió una nueva denuncia, esta vez por desobediencia, contra el ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, a raíz de la firma de la resolución Nº 129 que fijó el tope del tarifazo del gas en el 400%.

La denuncia había sido realizada ayer fuera del horario judicial, y finalmente por sorteo quedó este viernes a cargo del juez federal Sebastián Ramos.

La presentación fue realizada por Juan Facundo Ferro, Osvaldo Ferro y Miguel Angel Fernández, que acusaron a Aranguren por "resistencia o desobediencia" al fallo de la Cámara Federal de La Plata, que ordenó anular las resoluciones 28 y 31, y retrotraer el cuadro tarifario al 31 de marzo pasado, previo a cualquier incremento.

Embed
Los denunciantes recordaron que Aranguren dictó una nueva resolución con el tope de 400 por ciento a pesar de que una sentencia le había ordenado que no hubiera subas hasta tanto se realice la audiencia pública que estipula la ley.

Aranguren ya fue denunciado por violación de los deberes de funcionario, abuso de autoridad y negociaciones incompatibles, por haber dispuesto subas al combustible siendo accionista de Shell y por la compra de gas a Chile.

En junio pasado, el fiscal federal Carlos Stornelli requirió abrir una investigación contra el ministro de Energía denunciado penalmente por diputados kirchneristas que lo acusan de beneficiarse con los aumentos de tarifas de gas, debido a su doble rol como funcionario público y accionista de Shell.

Embed
El requerimiento en el que se imputó a Aranguren fue formulado por el fiscal Stornelli ante el juez federal Luis Rodriguez, en la denuncia realizada por los diputados Martin Doñate y Rodolfo Tailhade.