Mikaela Kellner, una policía sueca en bikini se ganó elogios en su país por detener a un sospechoso de robo mientras ella y unos amigas estaban de descanso tomando sol en Estocolmo.

Una mujer policía sueca estaba en su día libre y en bikini, pero eso no le impidió arrestar a un hombre sospechoso de robarse un teléfono celular.

La foto de Mikaela Kellner arrestando a un hombre se volvió popular en las redes sociales de Suecia esta semana.

"Mi primera acción en bikini en mis 11 años como agente de policía", escribió Kellner en Instagram

Kellner y tres amigas estaban tomando sol en un parque de Estocolmo el miércoles cuando un hombre que vendía periódicos se les acercó, dijo Kellner al diario sueco Aftonbladet.

Cuando el hombre se alejaba, una de las amigas se percató de que su teléfono celular no estaba. Kellner y otro policía salieron a perseguirlo.

La sueca dijo que no le importó que lo único que tenía puesto era una bikini. "Lo hubiera hecho aun si hubiera estado desnuda", expresó."He recibido muchos comentarios positivos de amigos y colegas", dijo a The Local.

"Sucede todo el tiempo, que roban así. Solo quería alertar de cuan astutas son estas personas, casi como magos", comentó Kellner.