Durante la última semana, varios hombres han aparecido en fotografías publicadas en redes sociales posando con velo con su mujer o pariente al lado de ellos con la cabeza descubierta, como muestra de apoyo a las mujeres de este país que tienen que cubrir sus cabezas en público.

Llevar el velo es estrictamente obligatorio para las mujeres de Irán y ha sido así desde la Revolución Islámica de 1979. Aquellas que no cumplan con esta norma se enfrentan a multas o incluso condenas de cárcel.

Anuncios financiados por el estado aparecen en vallas publicitarias en el país presentando a aquellas mujeres que no cumplen con esta obligación como deshonrosas. También indican que si no cumplen se exponen a avances sexuales no deseados de los hombres.

Embed

Pero las mujeres iraníes están liderando protestas contra el uso forzado del velo, y algunas han recurrido a afeitarse la cabeza para aparecer en público sin llevarlo.

Durante la última semana, varios hombres han aparecido en fotografías publicadas en redes sociales posando con velo con su mujer o pariente al lado de ellos con la cabeza descubierta.

Las imágenes vienen en respuesta a una petición de Masih Alinejad, activista y periodista iraní residente en Nueva York, que está instando a los hombres a unirse a la campaña contra el uso obligatorio del velo islámico.

Alinejad puso en marcha la campaña "My Stealthy Freedom" y, a menudo comparte fotos de mujeres que viven en Irán disfrutando de momentos de "libertad" sin el velo. Dentro de esta misma campaña, la activista ha pedido a los hombres que se unan con el hashtag #MenlnHijab y compartan fotos con sus cabezas cubiertas.