La naturaleza es sabia a la hora de darle herramientas a los animales para camuflarse, y esta ranita aprovechó hasta la última sombra del arbusto en el que se escondió.
Un fotógrafo capturó cuando una diminuta rana malabar descansaba en un arbusto en Goa, el estado más pequeño de la India. La imagen resultó ser un enigma visual ya que el animalito estaba tan bien camuflado que era casi imposible verlo:

rana.jpg