Tras el largo receso de julio, diputados y senadores retomarán esta semana la actividad parlamentaria con varias maratónicas audiencias. El oficialismo quiere que se vote un paquete anticorrupción, la boleta electrónica y el Presupuesto.
La Cámara del Senado reanudará esta semana su actividad tras el receso invernal con una agenda en la que se destaca el debate el martes en el recinto del paquete anticorrupción (leyes del arrepentido y de reintegro de bienes).

Por su parte, la Cámara baja tendrá como principal asunto el debate de la reforma electoral, con la instauración de la Boleta Única Electrónica (BUE).
En tanto con el Presupuesto habrá una ronda de consultas a los gobernadores, sobre la base de una proyección inflacionaria del 17%, y se espera que desde su ingreso exigido para el 15 de septiembre la discusión se estire hasta diciembre.

El jueves a las 12.30, en el piso 2 del Anexo C, se reunirá la comisión de Asuntos Constitucionales, que preside el macrista Pablo Tonelli, para iniciar el debate sobre la reforma electoral. Para la ocasión están previstas las visitas del ministro de Interior, Rogelio Frigerio, y el secretario de Asuntos Políticos e Institucionales, Adrián Pérez, quienes presentarán el proyecto, una promesa de la campaña electoral del presidente Mauricio Macri que cuenta con el apoyo de la oposición, que sin embargo hará valer su peso numérico para forzar modificaciones.
El proyecto de reforma electoral de la Casa Rosada, enviado a la Cámara de Diputados el 29 de junio pasado, plantea como innovación principal la puesta en vigor de la BUE pero también establece la obligatoriedad de los debates presidenciales públicos —mediante un anexo del proyecto— y limita las cadenas nacionales.
También se mantienen las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), aunque con una modificación: el elector votará primero por un partido o alianza y luego por los candidatos que esa agrupación ofrezca, lo que significa que no se podrá votar la lista de diputados nacionales de un partido y la fórmula presidencial de otro.
La iniciativa tiene 98 artículos y prevé "la rectificación de las normas que rigen la simultaneidad de elecciones, a efectos de que en caso de adhesión de las provincias al régimen de simultaneidad, los procesos electorales se realicen con el mismo sistema de emisión de sufragio", es decir la BUE.
La BUE es un sistema que ya se utiliza en elecciones de Salta desde 2009 y se aplicó en 2015 en las para jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires: se realiza a través de la selección en una pantalla que deja registrado el nombre del candidato y que le entrega al ciudadano una impresión de su sufragio.
El sistema tiene como objetivo lograr una mayor "transparencia y agilidad" en el proceso de recuento de votos y difusión de los resultados. El proyecto gubernamental también establece "la eliminación de las múltiples combinaciones entre agrupaciones de diferente orden, lo que se ha dado en llamar listas colectoras, como así también las candidaturas múltiples", es decir que un mismo candidato participe en elecciones presentándose por una categoría nacional y por una provincial.
Antes del este debate sobre la reforma electoral, el mismo jueves a las 11.00 está prevista la realización de una reunión conjunta de la Comisión Parlamentaria Mixta Revisora de Cuentas en conjunto con la Comisión de Presupuesto y Hacienda y el Colegio de Auditores Generales de la Nación, a fin de aprobar el plan de acción 2016 de la AGN, organismo de control administrativo y financiero del Estado que depende del Congreso.
En la agenda del oficialismo también está contemplado el tratamiento en los próximos días de la reforma de la Carta Orgánica del Ministerio Público Fiscal, ideada con el fin de recortarle poder a la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, aunque esta iniciativa encuentra reparos de la oposición de la Cámara baja y también del Senado, por lo cual aún no hay fecha fijada para iniciar el debate.
Otro asunto en carpeta es la discusión sobre el proyecto Primer Empleo, ya anunciado por el presidente Macri, pero tampoco está definido cuándo empezará a tratarse en comisiones. Además de la reanudación formal de la actividad parlamentaria, es probable que esta semana se cuelen asuntos de índole política, como la judicialización de la decisión del Gobierno nacional de utilizar la base de datos de la Anses, tras la denuncia presentada por el Frente para la Victoria a la que podría agregarse otra del Frente Renovador, de Sergio Massa.
Además de los proyectos de ley, el oficialismo dio por empezada la campaña electoral 2017: "Ya hubo reuniones con el Ejecutivo para programar agenda", dijo a la agencia NA una vocera parlamentaria del interbloque Cambiemos, que conduce el radical Mario Negri.
Por caso, Negri y otros referentes del oficialismo compartirán el martes con Macri en la localidad cordobesa de Arroyito la inauguración de una planta de molienda húmeda, a las 10:30. Voceros del radicalismo señalaron a NA que además de Macri y Negri estarán funcionarios nacionales y provinciales, empresarios —entre quienes se destaca el presidente del Grupo Arcor, Luis Pagani— y autoridades locales.
Ese mismo día se celebrará una reunión del bloque radical y el jueves a las 8 de la mañana, en el Museo Casa Rosada, en tanto, se realizará una reunión de lo que el oficialismo denomina Gabinete ampliado, que integran los diputados de Cambiemos y los funcionarios de la primera línea del Gobierno.