La ex mandataria dijo que sintió "indignación", "impotencia" y una sensación de "injusticia" por "tanta gente que se rompió el alma laburando, que se mató por el proyecto político y se vio defraudada por eso.