.Es la única alternativa para operaciones de compra de viviendas u oficinas. La ley no permite adquisiciones directas. El monto mínimo para esta operación es de u$s 250.000 y no se paga multa.
Una de las opciones que ya está disponible para blanquear a costo cero son los fondos cerrados con objetivo de inversión específico, que apuntarán a la construcción de inmuebles u obras de infraestructura. En paralelo con la AFIP, la Comisión Nacional de Valores (CNV) reglamentó el viernes el funcionamiento de estos instrumentos, que tendrán una duración de cinco años. En ese período, los recursos aportados por los inversores no podrán retirarse. El monto mínimo para entrar en este vehículo es de u$s250.000.

Según publica Ámbito Financiero, la ley de sinceramiento fiscal no incluyó la posibilidad de blanquear directamente con la compra de inmuebles, al revés del último blanqueo a través de CEDIN, que sólo se podían aplicar para la adquisición de viviendas. Sin embargo, el Gobierno lanzó una alternativa que son los nuevos fondos cerrados para inversiones en el sector real. La gran ventaja es justamente que quienes compren cuotapartes de los fondos que se lancen no deberán pagar el impuesto especial por blanquear.

Según pudo averiguar este diario hay varios desarrolladores de primerísimo nivel -con emprendimientos en la Argentina y en el exterior- interesados en sumarse a esta iniciativa con el objetivo de captar recursos de aquellos que tienen planes de blanquear.

Como el diseño de estos nuevos fondos podría tener cierta complejidad, la CNV dispuso un período adicional hasta el 10 de marzo de 2017 para poder suscribir. Sin embargo, los inversores que estén interesados deberán invertir antes de fin de año y tendrán la posibilidad de dejar el dinero en un fondo abierto que invierta exclusivamente en Letes o títulos públicos en dólares. Cumplido este plazo tendrán obligatoriamente que traspasar el dinero al fondo inmobiliario o de infraestructura. De lo contrario, tendrán que pagar el 10% de impuesto.

Para los que piensan blanquear, estos fondos de inversión especiales pueden presentar algunas ventajas. Por ejemplo, aplicar parte del dinero a ladrillos (lo cual para muchos es más garantía que ponerlo en bonos o depositarlo en el banco), no pagar el impuesto y formar parte de proyectos que llevarán adelante grandes desarrolladores.

Estos son algunos aspectos claves relacionados con el funcionamiento de este nuevo vehículo:

• Los fondos deberán incluir por lo menos tres proyectos. Se estima que la mayoría se aplicará a inmuebles, pero podría haber algunos también para infraestrutura, especialmente en el sector energético. Así se busca evitar la típica estructura de "friends and family", es decir un grupo de conocidos que se junta para construir un edificio y aprovechar para eludir el pago del impuesto por el blanqueo.

• El mínimo de inversores que tendrá que participar por fondo es de diez y ninguno podrá representar más de 50% del total del patrimonio. Además, el tiempo de permanencia obligado es de cinco años.

• La reglamentación permite que al finalizar el plazo la devolución se realiza en "otro tipo de activos" respecto a la moneda original de integración. Esto significa que si un proyecto queda a mitad de camino luego de los cinco años, los administradores podrían devolver el inmueble en construcción o la obra.

• El fondo deberá informar en forma detallada cuál es el objetivo de la inversión, cuánto cobrará por años en concepto de administración y deberá tener una calificación de riesgo.